Nuestros Tratamientos  Medicina Estética Tratamientos Faciales

Rellenos, Implantes


La exposición solar, el tabaco, la dieta con menos de 5 piezas de fruta y verdura al día, el déficit de proteínas en nuestra alimentación, la falta de 6 horas de sueño continuado, la ingesta de menos de 4 a 6 vasos de agua al día y la ausencia de cuidados cosméticos,  son causas que agravan y aceleran el envejecimiento normal de nuestra piel.
Y están presentes en el 74% de los pacientes que acuden a nuestra consulta para evaluar y tratar el deterioro en la calidad de su piel.
Éstos refieren notar la piel más seca y rugosa, menos tersa, apagada y con más arrugas.
 
Intentar instaurar unos hábitos saludables es el primer paso para tratar el envejecimiento cutáneo y las lesiones asociadas. Sin embargo, cuando no es posible resolver con éxito todos los factores desencadenantes, la infiltración de diversos materiales, ayuda a la piel de nuestros pacientes a recuperar su normal fisiología y su buen aspecto.

 RELLENOS, INFILTRACIONES, IMPLANTES y BIOPLASTIA

Recupera el volumen perdido, atenúa tus arrugas, planta cara a la flacidez.

En Arts Médica tratamos con naturalidad y sin excesos las arrugas, los labios, los pómulos y el mentón, las marcas de acné y cicatrices, la lipodistrofia y otras lesiones que pueden ser mejoradas gracias a la infiltración de materiales de relleno.
 
Empleamos diferentes productos: Ac. Hialurónico, Hidroxiapatita cálcica, Carboximetilcelulosa, de gran calidad y siempre de primeras marcas, avaladas por estudios clínicos y con todas las garantías de seguridad.
 
En Arts Médica entregamos a nuestros pacientes un Carnet de Tratamiento donde vendrán reflejados todos los datos relativos al material empleado en el tratamiento de nuestro paciente.
 
La elección del mismo estará condicionada por las características específicas de la piel de nuestros pacientes, su historia médica, sus hábitos y el efecto que se desee obtener.
 
 
Contamos con excelentes materiales tales como:
  • El Ac. Hialurónico, primer material empleado en medicina estética, para mejorar el aspecto y la función de nuestros tejidos y así en 1979 comenzó a utilizar AH extraído de crestas de gallo, que era infiltrado en el paciente cuando sus tejidos habían envejecido prematuramente. En 1994 se produce el primer AH de origen no animal, bifásico y estabilizado (NASHA). Y desde el año 2000 contamos con AH monofásico mono-densificado reticulado con BDDE, un AH que dura para no necesitar múltiples tratamientos pero que se integra de una forma natural en los tejidos de modo que no se note. Los avances mas recientes, no han permitido contar con geles  de AH con capacidad de difundir homogéneamente en la dermis, manteniendo intactas sus características de cohesividad y volumetrización. El AH nos permite restaurar el hidrobalance y mejorar la estructura de la piel, su elasticidad y firmeza, proporcionando una piel más tersa. Nuestros pacientes nos refieren una piel más saludable, más suave y luminosa. Y el profesional médico objetiva una mayor resistencia frente a factores deshidratantes al actuar como una reserva de hidratación de larga duración.
  • La Hidroxiapatita cálcica, capaz de activar los fibroblastos de la piel de nuestros pacientes, para la producción de colágeno y elastina y capaz de estimular la formación de nuevos vasos sanguíneos en la zona, mejorando la circulación y con ello el aporte de oxígeno y nutrientes.
  • La Carboximetilcelulosa que actúa como un gel capaz de proyectar y voluminizar el área tratada, de forma inmediata y que aporta otras ventajas tales como mimimizar el riesgo de formación de hematomas por sus propiedades hemostáticas, impedir el crecimiento bacteriano por actuar como agente bacteriostático, y que nos ofrece un efecto antiagin, al reducir la acción de la enzima hialuronidasa sobre el ácido hialurónico endógeno, impidiendo su degradación prematura.







¿Quieres ver tu tratamiento?

video

Bioplastia con Ac. Hialurónico

video

Radiesse Belotero

video

Profhilo

video

Profhiloplastia en cuello

video

Tratamiento combinado para la ptosis palpebral