x
Centro de preferencia de la privacidad
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más Información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias

Nuestros Tratamientos  Medicina Estética Tratamientos Corporales

Hiperhidrosis axilar


Ya no tiene motivo para sentirse inseguro por la excesiva sudoración.
 
Con un tratamiento contra la sudoración excesiva, en 30 minutos, conseguirás eliminar el sudor durante 6 a 9 meses.
 
Basado en microinyecciones de toxina botulínica, produce una relajación del músculo liso de la glándula sudorípara apocrina, que deja de producir sudor, siendo en la actualidad un tratamiento de primera línea, contra la sudoración excesiva.
 
Sin efectos secundarios, ni complicaciones, es especialmente efectivo en el tratamiento del sudor en las axilas.
 
El cuerpo humano produce normalmente sudor para regular su temperatura. Y para ello cuenta con unos cinco millones de glándulas sudoríparas.
Ante estímulos como el calor, el ejercicio o el estrés, se origina una orden en el cerebro, que es transmitida por el Sistema Nervioso Simpático a nuestras glándulas exocrinas, para que produzcan sudor.
 
La Hiperhidrosis es el nombre que la medicina da a la sudoración excesiva.
Su diagnóstico es clínico, el propio paciente es el que se diferencia del resto, observando que suda profusamente sin motivo aparente y en forma desmesurada para lo considerado normal.
 
La hiperhidrosis es una alteración que condiciona una intensa afectación del estado psíquico de la persona que lo sufre y que, dificulta sus relaciones sociales tanto como su trabajo profesional. La presencia de sudoración excesiva hace que la piel esté mojada, traspase la ropa especialmente en las axilas y se produzca olor desagradable por la descomposición del sudor. Todo esto contribuye a alterar la imagen corporal de la persona y generar el estrés psicosocial que sufren los pacientes con hiperhidrosis.
 
Su causa no es conocida, pero se sabe que está relacionada con una hiperactividad de las fibras simpáticas y un aumento de la respuesta periférica sudomotora, lo que condiciona una sobreactividad de las glándulas sudoríparas.
 
El uso de la toxina botulínica se ha demostrado eficaz y seguro para el tratamiento de esta patología, convirtiéndose en la opción de segunda línea preferida por los profesionales, dejando la cirugía solo para los casos más graves y/o resistentes.